Escribir un email con copywriting nunca fue tan fácil

¿Cuántas veces has escrito un email y no te han contestado?

Recuerdo cuando trabajaba en el mundo corporativo y todo eran emails, emails y más emails.

Y, cuando me paso al emprendedor, más emails aún.

Tanto si eres del mundo corporativo como del emprendedor, el email está muy presente en tu día a día. No me lo puedes negar.

De hecho, es un medio de comunicación que no pasa de moda. Ni pasará. El email marketing es uno de los pilares para que una estrategia de captación + venta funcione.

Por eso, escribir un email con copywriting te va a ser muy útil.

Y como recibo muchos emails que son infumables, he pensado escribir este post para que:

  • Entiendas por qué no te contestan.
  • Conozcas los principales errores al enviar un email.
  • Aprendas una técnica de copywriting para enviar un email y conseguir que te contesten.
  • Tengas en cuenta unos aspectos importantes al escribir un email.

Mola, ¿no?

¿Por qué no contestan?

Pues la mayoría de veces es porque se aburren.

Ni siquiera llegan al final del email porque se pierde el interés. De hecho, conozco a muchos que van directamente a leer la posdata.

Pura adicción. 

No es que no les interese lo que ofreces, sino que no están recibiendo bien la información. No se identifican con lo que quieres decir.

Cada persona percibe la información de una forma, donde podemos incluir muchos condicionantes: lenguaje, longitud del texto, jerga, con/sin imágenes, emociones…

Si el mensaje no les entra acorde a su realidad, perderán el interés.

¿Tienes alguna estructura de emails? ¿Tienes el objetivo claro antes de enviarlo?

No te preocupes, es normal que no lo sepas si no te lo explican. Esto es algo que los copys somos muy frikis y nos lo conocemos de pe a pa, pero porque es nuestro trabajo. Si no, mal andaríamos. 

Por eso mismo estoy escribiendo esto.

Por cierto, si quieres ver cómo escribo yo los emails con copywriting, suscríbete a mi lista y te molestaré siempre que pueda. 😉

Principales errores al enviar un email

1. No conoces al destinatario

Si tienes que contactar con un alto cargo de una empresa o con alguien que no sabes ni quién es, investiga un poco.

Hoy en día estamos todos en alguna red social. Por favor, busca el nombre por lo menos y dirígete a esa persona.

Puede ser que tu destinatario sea una persona joven, informal y moderna. O, puede que sea una persona seria, tradicional y más empresarial. Adapta el lenguaje.

2. Tu email es de copia y pega

Personaliza un poco, anda.

No te aconsejo que te pases horas personalizando el email, sobre todo cuando te toque escribir muchos al día, pero sí que no parezca un email de copia y pega.

Yo huyo de los que empiezan por: Estimado/a,. Tengo claro que para mí exclusivamente no es.

3. Es demasiado largo

Si envías un email demasiado largo se van a asustar y no lo van a leer ni de coña. Nadie quiere perder el tiempo en leer 6 párrafos. Más vale dejar con la miel en los labios.

4. Solo hablas de ti

Me da igual si fuiste el presidente del club de natación de tu pueblo o si tienes el récord en partir nueces con el culo. No escribas información irrelevante aunque te mueras de ganas por decirlo. 

Técnica de copywriting para enviar un email y que te contesten

Te voy a explicar una técnica infalible de copywriting para mandar emails.

Es una técnica muy sencilla y fácil para que la apliques hoy mismo si quieres. Lo bueno de esta técnica es que puedes adaptarla a diferentes objetivos.

Técnica PAS para escribir emails

Podemos decir que es la llave maestra del email marketing. Sirve pa tó.

Te animo a que después de conocerla, intentes sacarla en algún email de venta que hayas recibido. Estoy segura que muchos, si están bien redactados, tendrán esta formula de copywriting entre sus líneas.

No worries. Es muy fácil.

1. Problema. 

Presenta el problema que tiene quien vaya a recibir el mensaje. Busca qué problema tiene, qué es lo que le limita, qué quiere cambiar.

Para esta parte hay que ponerse un poco el sombrero de Sherlock Holmes. Investiga su negocio, su empresa o incluso su vida si es pública (no te pases con lo personal si no hay confis).

Intenta sacar ese problema que no le hace avanzar, que le causa dificultades y que le rompe la cabeza. Escríbelo. 

El grado de agresividad depende de tu tono.

Hay personas que son muy directas y otras que le dan más vueltas. Cada uno con su personalidad, pero sin dejar de pensar en cómo puede recibir el mensaje el receptor.

El fin es que piense: «Hostia, yo tengo ese problema»

Ejemplo:

¿Te has dado cuenta de la cantidad de emails que nos mandan últimamente?

*A veces, para no ser tan directo en plan «tienes un problema», se puede utilizar la primera y tercera persona para que se identifique. Aunque lo aconsejable es hablar siempre de tú.

2. Agitación.

Ahora toca agitar un poco ese problema. Lo que vamos a hacer aquí es agravar el problema para hacerlo más grande. 

Tienes que decirle qué pasará si no soluciona el problema, qué resultados obtendrá si no hace nada al respecto y cómo puede afectarle si continua en la misma situación.

No se trata de traumatizarlo, sino de crearle una necesidad de solucionar ese problema. Con tacto, por favor.

Muchas veces, y me incluyo, no somos conscientes de nuestros problemas. Y hasta que no viene alguien desde fuera y nos lo dice, no nos damos cuenta, ¿verdad?

Pues esto es lo mismo.

Ejemplo:

No sé tú, pero a mí no me da tiempo a responderlos todos. Se me están acumulando y sé que muchos son importantes, pero no me da la vida.

Si sigo así, no voy a cumplir los objetivos del mes, los clientes se van a cabrear y mi jefe me va a dar un toque… Al final, voy a acabar con estrés.

3. Solución

Aquí es donde entras tú.

Después de presentarle su problema y meter un poco el dedo en la llaga, dile que no se preocupe, que tú le puedes ayudar.

Le planteas la solución y qué puedes hacer por él/ella para que todo lo que has dicho en la parte de agitación no ocurra nunca.

Dile que ahora es el momento perfecto para hacerlo y, que si no, la situación se podría complicar aún más. Que se dé cuenta de que entiendes del tema.

Siempre con una actitud humilde y con las ganas de ayudarle.

En esta parte no te flipes exponiendo toooodo lo que sabes hacer. Tienes que usar un lenguaje claro, sencillo y conciso con la solución que le ofreces, pero déjale con un poco de curiosidad para que pase a la acción.

Ejemplo:

Mira, he visto este curso por internet sobre organización, gestión y control de emails. Te explican paso a paso todo para tener claro cuándo, cómo y qué contestar.

Y, al tenerlo todo controlado, no tienes que preocuparte por los emails que te llegan.

Dicen que es la hostia, pruébalo.

4. PLUS: Llamada a la acción

La fórmula PAS para mandar emails acaba en el punto anterior, pero quiero añadir esto porque es muy importante y muchas personas se olvidan.

La llamada a la acción o CTA (call to action).

Esto consiste en incitar a dar un paso adelante y pasar a la acción. Que haga clic.

Para la llamada a la acción en un email, una técnica que funciona muy bien, es meter una pregunta y responderla con el CTA.

Siguiendo el ejemplo anterior, la acción que quiero que realice es que pruebe el curso o por lo menos que vaya a la página de ventas para cotillearlo.

Ejemplo:

¿Quieres tener la tranquilidad de que tus emails están controlados y no tener que preocuparte todo el tiempo por contestarlos?

Claro que quiero. (CTA)

Aspectos básicos a tener en cuenta para escribir un email con copywriting

A continuación voy a citarte unos aspectos básicos para que los tengas claro por si quieres repasarlos antes de enviar el email.

  • Asunto

Importante. Es lo primero que van a leer antes de abrir el email. No pongas una palabra aburrida. Lo mejor, una frase corta que le invite a abrir el email tipo: Por fin lo he encontrado

  • Letra

Utiliza una letra clara y fácil de leer. Puedes tirar de negrita par resaltar o de cursiva si se requiere. 

  • Coherencia

Organiza bien las frases, no te repitas y comprueba que todo el texto está en armonía. No cambies la persona, si empiezas hablando de tú no cambies a nosotros.

  • Estructura

Deja espacios entre párrafos, mete sangría, deja espaciado entre líneas e intenta evitar bloques con mucho texto.

  • Léelo en voz alta

Leer un texto en voz alta da otra perspectiva. Si te ahogas o sientes que vas demasiado lento, ya sabes lo que tienes que hacer.

  • Contacto

No te olvides de poner tu contacto o dónde te gustaría que te localizasen (si no es el email con el que lo has enviado).

  • Llamada a la acción

Esto ya te lo he explicado, pero no quiero que se te olvide. Acaba el email siempre con una llamada a la acción. No dejes la respuesta del email abierta, indícale cuál es el siguiente paso.

  • Posdata

Como he dicho antes, a la gente le gusta mucho las posdatas hasta el punto de leer únicamente esta parte. Pon algo de interés o que llame la atención.

Por ejemplo, yo siempre suelo poner una. Aunque sea un chiste.

  • Elige la buena hora

Esto a veces lo pasamos por alto porque parece muy obvio.

Piensa que si lo envías a primera hora de la mañana, que es cuando la mayoría respondemos y enviamos emails, se perderá en la bandeja de entrada. 

Tengo comprobado que a mitad mañana antes de la hora de comer es la mejor hora para mandar emails.

  • Siempre, siempre, siempre aporta valor 

Ofrece valor, beneficios, transformaciones positivas, conocimiento útil. Lo que sea, pero que le ayude a ser mejor.


Bueno, pues ya está.

Espero que te ayude a que esos malditos te contesten el email, jeje.

¿Conocías esta técnica o la vas a usar? Cuéntamelo en los comentarios.

Te leo. 🙂

2 comentarios en “Escribir un email con copywriting nunca fue tan fácil”

  1. ¡Me ha encantado Marta!. Igual que tus mails que suelo devorarlos porque además del contenido de valor que siempre aportas, son divertidos y naturales. Te confieso que son de los pocos de esa «lista interminable» que llegan que no dejo de leer. ¡Sigue creando!

    Responder
    • ¡Hola, Leti!

      Qué alegría leerte por aqui. 🙂

      Muchas gracias, valoro mucho tu opinión.

      Seguiré dándole caña para aportar, opinar con sinceridad y, sobre todo, para que os echéis unas risas.

      Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Llévate GRATIS los 9 Consejos de copywriting emocional para captar clientes más rápido y empieza a crecer de verdad

Esto es para ti si...

Responsable: Yo, Marta Lavanda. Finalidad: enviarte mi guía de copywriting  y mi newsletter para que mejores en tu negocio. Legitimación: la que tú me das poniendo el check en la casilla. Destinatarios: mi proveedor de email marketing, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy. Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando te aburras de mí en hola@martalavanda.com

Consejos de copywriting